Atacan a balazos a locutor en Chiapas; le disparan en la cabeza y su estado de salud es grave

0
84

El locutor Bersaín Gálvez Ramírez, propietario de la estación radiofónica local La Más Invasora 93.7 FM, fue localizado herido al interior de su vehículo, tras ser atacado a balazos por un grupo de sujetos no identificados, la madrugada de este lunes, en el municipio de Chicomuselo, Chiapas.

El comunicador fue trasladado de urgencia al Hospital Básico Comunitario Frontera Comalapa, en donde su estado de salud fue reportado como grave, ya que presenta un impacto de bala en la cabeza, por lo que tuvo que ser trasladado al nosocomio Regional de Comitán de Domínguez.

Bersaín Gálvez, mejor conocido como “El Súper Nene”, transmite un programa radiofónico de complacencias musicales, a través del cual envía saludos a radioescuchas de la Sierra Madre de Chiapas y de mexicanos que se encuentran en los Estados Unidos.

Ante este atentado, periodistas de Chiapas condenaron la agresión y exigieron a la Fiscalía General de Justicia del Estado, así como de la General de la República (FGR) el esclarecimiento de los hechos. Además, demandaron la intervención de las Comisiones Estatal y Nacional de Derechos Humanos, y que se brinden garantías del libre ejercicio del oficio.

En septiembre pasado, fue asesinado en el municipio de Yajalón, de esta misma entidad, el periodista Mario Gómez Sánchez, quien colaboraba para El Heraldo de Chiapas y por cuyo crimen han sido detenidos dos autores materiales. Un mes después, en octubre, fue asesinado en Tuxtla Chico el periodista Sergio Martínez González, a quien la Fiscalía de Justicia estatal señaló de estar involucrado en el homicidio de un integrante de la Mara Salvatrucha.

Apenas el pasado sábado 9 de febrero, un grupo de hombres armados asesinaron al periodista Jesús Eugenio Ramos Rodríguez, conocido como “Chuchín”, en el municipio de Emiliano Zapata, Tabasco. Según medios locales, el locutor de radio se encontraba desayunando en el café de un hotel con unos amigos, alrededor de las 06:45 horas, cuando arribaron tres sujetos y dispararon en al menos ocho ocasiones en su contra.

Con este crimen, suman cuatro periodistas asesinados desde que comenzó el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el pasado 1 de diciembre del 2018. El periodista Rafael Murúa Manríquez fue asesinado el 20 de enero en Baja California Sur.

El cuerpo de Murúa Manríquez –con diversos impactos de arma de fuego en el tórax– fue encontrado en una brecha a 40 kilómetros de San Ignacio Santa Rosalía, donde radicaba y ejercía su periodismo de manera crítica ante el Gobierno local.

El 1 de diciembre del 2018 fue asesinado Jesús Alejandro Márquez Jiménez, periodista que laboró en el diario Critica cerca de 8 años. En la actualidad era el director general del periódico Orion Informativo, medio local que fundó hace poco más de un año.

Márquez Jiménez fue encontrado con un disparo en la cabeza, en un cañaveral de la localidad de Pantanal, municipio de Xalisco, cerca del aeropuerto de Tepic, Nayarit. El comunicador salió un día antes, de forma inesperada, de una reunión con sus familiares,a la cual ya no regresó.

No habían pasado ni siete días del crimen de Márquez Jiménez, cuando se reportó el homicidio de Diego García Corona, de 35 años de edad, reportero del semanario Morelos, cuando iba a bordo de su vehículo en Ecatepec, Estado de Morelos. .

El pasado 5 de febrero, Andrés Manuel López Obrador, señaló que se garantizará la libertad de expresión y el ejercicio periodístico durante su administración. Destacó que, de ser necesario, los periodistas contarán con guardaespaldas.

“No hay escoltas, no hay guardaespaldas para políticos, para altos funcionarios públicos, pero sí para quienes padecen de acoso y de amenazas. Los que pueden tener en riesgo su vida tienen todo nuestro apoyo”, aseguró el mandatario nacional durante su conferencia de prensa matutina.

El Gobierno Federal fortalecerá las medidas de protección a personas defensoras de derechos humanos y periodistas, afirmó Jesús Ramírez Cuevas, Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia de la República, tras el crimen de “Chuchín” Ramos en Tabasco.