Compuesto de la marihuana podría revolucionar el tratamiento de la psicosis

0
12

Una investigación del King’s College de Londres estudió los efectos de un compuesto de la marihuana y descubrió que tiene efectos positivos para tratar la psicosis, aunque aún hay terreno para seguir estudiando.

Se trata de la primera evidencia de cómo una dosis de cannabidiol actúa en el cerebro para reducir los síntomas psicóticos. Los resultados fueron publicados en la revista médica JAMA Psychiatry, y comprobaron que este extracto de cannabis, puede ayudar a reducir las anormalidades de la función cerebral que se observan en las personas con este problema.

El cannabidiol, también conocido como CBD, es un compuesto no intoxicante que se encuentra en el cannabis. Si bien los científicos dicen que puede tener aplicaciones positivas en la psicosis, también son honestos al mencionar que las implicaciones totales siguen siendo un misterio.

Los investigadores estudiaron a un grupo de 33 jóvenes que aún no habían sido diagnosticados con psicosis, pero que ya habían comenzado a experimentar síntomas psicóticos; también estudiaron a otro grupo sano. ¿Qué hicieron? Les dieron una dosis única de cannabidiol a 16 participantes, mientras que los otros 17 recibieron un placebo.

Posteriormente, los participantes fueron estudiados en un Escáner de Imágenes por Resonancia Magnética (MRI), mientras realizaban una tarea de memoria que comprende a tres regiones del cerebro involucradas en la psicosis.

¿Qué encontraron? Evidentemente, la actividad cerebral de los participantes en riesgo de psicosis fue anormal, en comparación con los participantes sanos. Sin embargo, entre los que tenían cannabidiol, la actividad cerebral anormal fue menos severa que para aquellos que recibieron un placebo. Esto sugiere que el cannabidiol puede ayudar a reajustar la actividad cerebral a niveles normales.

El Dr. Sagnik Bhattacharyya , del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia (IoPPN) dijo lo siguiente a portal de la entidad:

El pilar del tratamiento actual para las personas con psicosis son las drogas que se descubrieron por primera vez en la década de 1950 y desafortunadamente no funcionan para todos. Nuestros resultados han comenzado a desentrañar los mecanismos cerebrales para una nueva droga que funciona de una manera completamente diferente a los antipsicóticos tradicionales.

Otro aspecto curioso de la marihuana, es que desde el mismo King’s College London se ha planteado que el cannabidiol parece funcionar en oposición al tetrahidrocannabinol (THC), componente que se ha relacionado precisamente con el desarrollo de psicosis. “Se puede pensar que el THC imita algunos de los efectos de la psicosis, mientras que el cannabidiol tiene efectos neurológicos y conductuales ampliamente opuestos”, dicen de la institución.

De este modo, la investigación es relevante para el desarrollo de nuevos fármacos, aunque no involucra a todos los componentes de la marihuana que usualmente se consumen.