Diputados aprueban en lo particular la Guardia Nacional; clausuran periodo extraordinario

0
26

Con 466 votos (348 a favor, 108 en contra y 10 abstenciones), la Cámara de Diputados aprobó por la noche de este miércoles, por mayoría calificada y en lo particular, el proyecto de dictamen para la creación de la Guardia Nacional. Casi de inmediato, fue clausurado el periodo extraordinario de sesiones (que duró solo 8 horas), por lo que ya no se discutirá las posibles modificaciones al artículo 19 constitucional, tal como se tenía previsto.

Luego de desechar la mayoría de las reservas presentadas por diferentes grupos parlamentarios -entre ellos el del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)-, los diputados aprobaron el dictamen, con el cual avalaron los artículos 13, 16, 21, 73, 76, 82 y 89, así como los transitorios Primero, Segundo, Tercero y Cuarto, en los términos del dictamen modificado.

Ello después de discutir la competencia de los tribunales militares para conocer faltas de los integrantes de la Guardia Nacional a la disciplina militar, así como el establecimiento de una Junta de Jefes de Estado Mayor como órgano de dirección de la nueva institución.

El dictamen de la Guardia Nacional será discutido para sus efectos constitucionales y eventual aprobación en la Cámara alta, tal como fue anunciado por la vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara baja. “La minuta se envía al Senado para que se realicen las correcciones del buen uso el lenguaje, sin modificar lo aprobado”, indicó Dolores Padierna Luna.

En el Senado el proyecto de dictamen de la Guardia Nacional debe ser aprobado por tres cuartas parte de los integrantes de la Cámara alta, es decir, mayoría calificada. Los senadores se encuentran en periodo extraordinario declarado, por lo que podría ser mañana jueves cuando se analice el tema en el Pleno.

En caso de que el proyecto de dictamen sufra alguna modificación por parte de los senadores de la República, este deberá ser regresado a la Cámara de origen para los ajustes necesarios. Una vez que se haya aprobado por el Congreso de la Unión, –Cámara de Diputados y Senadores– deberá ser aprobado, también, por al menos 17 Congresos Locales, por tratarse de una reforma constitucional.

LA APROBACIÓN DE LA GUARDIA NACIONAL EN LO GENERAL

Antes, a las 18:00 horas, los diputados votaron a favor del dictamen en lo general. De los 485 legisladores que asistieron a la sesión extraordinaria, 362 sufragaron a favor -entre ellos de los grupos parlamentarios del Revolucionario Institucional (PRI) y del Verde Ecologista Mexicano (PVEM)- y 119 votos fueron en contra, de los cuales 77 correspondieron al Partido Acción Nacional (PAN), 27 a Movimiento Ciudadano (MC), 13 al de la Revolución Democrática (PRD) y dos de asambleístas independientes.

También votaron a favor de la creación de la Guardia Nacional, seis diputados diputados del PRD, además de todos los integrantes de las bancadas de Encuentro Social (PES) y del Partido del Trabajo (PT). Mientras que los legisladores que se abstuvieron de emitir su sufragio fueron: Tatiana Clouthier Carrillo, vicecoordinadora de Morena en San Lázaro; Hugo Rafael Ruiz Lustre y Lidia García Anaya, también integrantes del Movimiento de Regeneración Nacional; así como Ernesto Vargas Contreras, del PES.

Los que no estuvieron en la votación fueron: Gabriela Cuevas Barrón, Edith Marisol Mercado Torres, Zaira Ochoa Valdivar y Ana P. Peralta de la Peña, de Morena; Ricardo Flores Suárez, del PAN; además de Laura Barrera Fortoul, Fernando Galindo Favela, Cynthia Iliana López Castro, Alfredo Villegas Arreola y Claudia Pastor Badilla, del PRI.

También faltaron a la sesión extraordinaria para emitir su sufragio, los legisladores: Claudia Baez Ruiz, Ricardo De la Peña Marshall; José Ángel Pérez Hernández, del PES; Gerardo Fernandez Noroña, del PT, además de Alcibiades García Lara, diputado sin partido político.

En el agregado al dictamen que se pactó entre los coordinadores de los grupos parlamentarios se eliminó el artículo 5 transitorio para establecer que militares y marinos que se integren a la Guardia Nacional quedarían exceptuados de la prohibición que define el artículo 129 constitucional, respecto de que en tiempos de paz no pueden ejercer funciones distintas a su disciplina.

Las reservas para la modificación al dictamen se presentaron este miércoles ante el Pleno del Congreso, luego de que el pasado 13 de enero concluyeron las Audiencias Públicas en la Cámara de Diputados. La Guardia Nacional tendrá un mando civil a cargo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) Federal, mientras que las Fuerzas Armadas aportarán todo el sistema operativo. Estará conformada por elementos de las policías Federal, Militar y Naval.

Tanto el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), como el de la Marina (Semar), el general Luis Crescencio Sandoval González y el almirante José Rafael Ojeda Durán, respectivamente, manifestaron en las audiencias públicas a los legisladores, que las Fuerzas Armadas no tienen inconveniente para que la Guardia Nacional quede bajo un mando civil.

Tras las audiencias con gobernadores, alcaldes, organismos defensores de derechos humanos y expertos para conocer las opiniones y posturas sobre la Guardia Nacional, se acordaron diversos ajustes y se modificó la parte del proyecto relacionada con un mando militar por cinco años.