El 28 de febrero se liquidarán acciones de inversionistas del NAIM: GACM

0
86

Los tenedores del Fideicomiso del Nuevo Aeropuerto de México (NAIM), aceptaron por unanimidad este lunes -durante una asamblea con el 98.7 por ciento de asistencia- la propuesta para amortizar de manera anticipada la totalidad de las acciones Serie “P”, representativas del capital por 34 mil 35 millones de pesos del proyecto cancelado por el Gobierno Federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

Así lo informó a través de un comunicado el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), administrador de la Fibra NAIM, que detalló, además, que la operación se fijó por un monto mínimo de 5 mil 443 millones 603 Unidades de Inversión (UDIS), o 34 mil 25 millones, cifra que incluye el interés generado que se había pactado conforme al contrato y el ajuste inflacionario respectivo.

“Con esto, el GACM y el Gobierno de México dejan a salvo la inversión de los ahorradores a través de las Afores y otros inversionistas”, indicó el Grupo, que añadió que para liquidar la operación se utilizará el monto originalmente depositado a través de la Fibra, mismo que se encuentra invertido íntegramente en el Fideicomiso de Construcción, sin comprometer recursos públicos.

El GACM mencionó, además, que estima que la liquidación de las acciones se lleve a cabo el 28 de febrero de 2019 a través de S.D. Indeval, en el entendido que, en caso de que la distribución no se realice en dicha fecha, el monto a pagar será ajustado conforme a la metodología prevista en las características de la Serie “P”.

Por su parte, Gerardo Ferrando Bravo, director del GACM, le dijo en entrevista al diario La Jornada, que el próximo 28 de febrero serán liquidadados los inversionistas mexicanos, entre ellos las cuatro administradoras de ahorro para el retiro (Afore) que participaron en la Fibra E, con la que se prentendía financiar el NAIM.

El pasado 3 de enero, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, informó que desde diciembre pasado ya está suspendida oficialmente la construcción NAIM en Texcoco. En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, donde acompañó al presidente López Obrador, el funcionario destacó que se había empezado la negociación de los contratos para darlos por terminado anticipadamente.

Jiménez Espriú dijo en ese momento, que se planteó que el Gobierno Federal no podía tomar una decisión sobre el término de la construcción del NAIM, hasta que se resolviera el tema de la recompra de los bonos financieros del proyecto.

Asimismo, aclaró que, con la compra de mil 800 millones de dólares de bonos, “de los seis mil millones de dólares que se debían, hoy ya solo se deben cuatro mil 200, y la idea es cada año ir disminuyendo en 200 millones de dólares esa deuda”.

El funcionario federal comentó que se había señalado que el 4 de enero era el límite planteado para la adquisición de los bonos, “pero ese límite no se tuvo que esperar, ya que desde el 25 o 26 de diciembre se logró la aceptación de la venta de los bonos”.

Así como la “aceptación de los que no quisieron vender sus bonos, porque tienen confianza de lo que pasó en el gobierno, aceptaron las modificaciones que nos permitían no asignar el crédito obtenido a la construcción de un aeropuerto en Texcoco”.

Añadió que el 27 de diciembre del 2018 se hizo una junta con el Consejo de Administración del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México y, en vista de que se había resuelto el problema de los bonos, “se dio instrucciones al director de ya iniciar la cancelación de los contratos, la terminación de los contratos o la negociación de los contratos”.

Además, explicó que una vez se solucione la fibra E que se había obtenido, por mil 500 millones de dólares, harían un informe pormenorizado de “qué pasaba en el aeropuerto, cómo se hicieron las cosas, en qué situación se encontraba y cuál hubiera sido el futuro de la construcción si se hubiera tomado la decisión de continuarlo”.

Jiménez Espriú puntualizó que “ya está suspendida oficialmente la construcción de ese aeropuerto y se ha empezado la negociación con los contratos, para darlos por terminado anticipadamente o resolver en consecuencia con los dueños de los contratos”.